Argentina de la A a la Z

HISTORIA
MUSICA
COSTUMBRES
DISTANCIAS
FAUNA Y FLORA
ARQUITECTURA
POBLACIóN & RELIGIONES
GEOGRAFIA & CLIMA

HISTORIA

Cronología de la historia del país

11.000 a.C. – Primera población aborigen en una parte de la región.
1502 – Llegada de conquistadores al territorio por primera vez (expedición portuguesa).
1536 – Fundación de la primera ciudad española.
1776 – Creación del Virreinato del Rio de la Plata.
1810 – Revolución de Mayo.
Entre 1810 y 1820 desarrollo de las Guerras por la independencia.
1816 – Declaración de la “Independencia de las Provincias Unidas de América del Sur” en Tucumán.

1820 – Inicio, por más de 60 años, de las Guerras Civiles entre Unitarios y Federales.
1853 – Sanción de la primera Constitución Nacional con ideas federales, republicanas y liberales (sin la participación de Buenos Aires) por parte de la Confederación de las Provincias Unidas.

1862 – Bartolomé Mitre, se convierte en el primer Presidente Constitucional del País.
Entre 1946 y 1952 – Primer gobierno del General Perón.
Entre 1952 y 1955 – Segundo gobierno del General Perón.
1976 – Inicio de la primera Dictadura Militar como gobierno de tipo permanente.
1882 – Guerra por las Islas Malvinas.
1983 – Restitución de la democracia en el país (Raúl Alfonsín).
Entre 1989 y 1995 – Primer gobierno justicialista de Carlos Menen (se inicia el sistema económico de convertibilidad)
Desde 1995 hasta 1999 – Segundo gobierno justicialista de Carlos Menem (continua la convertibilidad)
Entre 1999 y 2001 – Inicio del gobierno de la Alianza por Dr. Fernando de la Rúa
2001 – “Caída” de la convertibilidad e imposición del “corralito”, posteriormente, el 19 de diciembre se produce el “cacerolazo”, que resulta en la caída de gobierno.
2002 – Asunción del Dr. Duhalde a la Presidencia de la Nación de forma interina.
Entre 2003 y 2007 – Asunción de Ernesto Kirchner a la Presidencia de la Nación.
10 de Diciembre 2007 hasta la actualidad – Asunción de la Sra. Cristina Kirchner a la Presidencia de la Nación.

MUSICA

La música ciudadana: El Tango

El Tango es un baile de parejas; no hay ninguna otra danza que conecte mas íntimamente a dos personas, tanto emocional como físicamente. La persona que desea aprender a bailarlo debe hacerlo “escuchando el cuerpo del otro” ya que su carácter es esencialmente sensual y sentimental. El baile tanguero esta constituido por tres componentes básicos: el abrazo, el estilo lento de caminar y la improvisación, pero por sobre todas las cosas, debe ser bailado como un lenguaje corporal a través del cual se transmiten emociones personales a la pareja. Se recomienda bailar el tango como si se estuviera viviendo un “romance de tres minutos” en donde la sincronía, los pasos, la expresión del rostro, el abrazo, los sentimientos se reflejen a través del movimiento conjunto de la pareja.

El Tango, si bien se baila en toda Argentina, es distintivo fundamentalmente de Buenos Aires. Aquellos que quieran apreciar esta bella música-danza deben asistir a alguna de las muchas tanguerías que hay en esta cuidad. Las mismas, al tener un carácter turístico, permiten apreciar un tipo de danza más estilizado y escénico. Otra opción es ir a una de las muchas milongas: lugares en donde se puede apreciar un ambiente mas espontaneo y así sentir “el alma” del Tango.
En el barrio bohemio de San Telmo se pueden encontrar varias tanguerías, asimismo, en Plaza Dorrego hay grupos de baile que practican al aire libre, donde los visitantes son bienvenidos a unirse e intentar dar algunos pasos al ritmo de esta sensual música.

Un recuerdo imperdible del país, para aquellos que llegaron a cautivarse por el Tango, es adquirir buena música. Entre los autores consagrados del Tango tenemos a Carlos Gardel, Astor Piazzolla, Aníbal Troilo, Mariano Mores, y muchos otros.

El Folklore Argentino

En el interior del país, en cambio, la música folklórica adquiere mayor fuerza y relevancia, especialmente en el norte del país, el cual es considerado como la cuna del Folklore Argentino. Este nace con la colonización española, por la cual paulatinamente fueron ingresando instrumentos musicales y danzas que, con el tiempo, adquirieron una forma y ritmo particular en relación con la vida en estas nuevas tierras. El Folklore argentino tiene matices particulares según las regiones: son característicos del Norte ritmos de Zambas, Chacareras, Huaynos y Coplas. En el litoral del país se baila fundamentalmente el Chamamé y en la región pampeano-patagónica resalta la Payada como ritmo folklórico.

La música Andina:

Conjuntamente con el origen de la música folklórica a través de zambas y chacareras, surge al norte del país la música andina. El territorio norte de Argentina, fundamentalmente el desierto alto andino (la puna) y las quebradas altas (Qda. de Humahuaca y Qda. del Toro), han compartido históricamente lazos de tipo culturales con la región andina de Bolivia y Perú, desde épocas previas a la colonización. Esta herencia indígena (Colla) arraigada en las zonas altas, fue re-nutrida con importantes corrientes migratorias provenientes de Bolivia, es por eso que también forman parte del folklore de la región ritmos andinos tales como los Taquiraris, Tinkus, Huaynos. La música andina se caracteriza por el sonido de instrumentos de viento como la quena, también el charango y el chas-chas.

 

ARRIBA

COSTUMBRES

 Hay usos y costumbres comunes en todo el país como “matear” (beber mate), “comerse un asadito” los domingos  y hacer un “picadito” de futbol el fin de semana (jugar al futbol). Otras costumbres dependen de cada región, por ejemplo, en el norte del país se “coquea” y se duerme la  “siesta” a media tarde.

Matear

Es una de las  costumbres más populares de la Argentina, se puede decir fehacientemente que todos matean: chicos, grandes, amigos, compañeros de trabajo, estudiantes, la gente del campo o de la cuidad. Es en sí mismo un acto de socialización y de compartir con otros. Generalmente se matea dos veces al día: a la mañana como desayuno, y a media tarde como merienda, por supuesto, hay quienes matean durante todo el día aprovechando de esta manera las propiedades tónicas que tiene esta bebida.

 

El “picadito” y la pasión por el fútbol

Quien recorra el país de norte a sur o de este a oeste, descubrirá que en medio de este tan diverso paisaje existe un componente común: las canchas de fútbol.El fútbol es una pasión en Argentina; un “clásico” como un partido de Boca contra River (los dos equipos mas populares del país) o un partido de la selección Argentina pueden paralizar toda actividad laboral y comercial: los bares se llenan de público, los amigos se juntan para ver el partido, la gente busca cualquier lugar para verlo aunque sea por la ventana, la “Bombonera” o el “Monumental” se llenan de hinchas.

La siesta

La vida en el interior del país, sobre todo en el Norte, tiene un ritmo diferente: es más tranquila y pausada. Se acostumbra almorzar con la familia e inmediatamente después ir a dormir la siesta. Si camina por las calles de las ciudades o los pueblos a la “hora de la siesta” (entre las 13hs y las 16.30hs) observará que los comercios y negocios están cerrados, y que no hay gente caminando por el lugar. En este lapso de 4 horas la gente suele retornar a sus casas, almorzar en familia y hacer la siesta. La siesta significa dormir un rato para recuperar fuerzas y evitar también el sol abrazador y el calor intenso de la media tarde, que tanto caracteriza a estas regiones.
La hora de la siesta “es sagrada” y se considera de mala educación llegar de visita o llamar por teléfono a una casa a esa hora.

El Coqueo

El coqueo es una costumbre heredada de épocas prehispánicas. La coca, planta que crece naturalmente en algunas regiones de Bolivia y que tiene fundamentalmente propiedades digestivas y estimulantes, era utilizada por los indígenas que habitaban las zonas altas andinas. Posteriormente, durante la colonia, la coca se convirtió en un “medio de vida”: los hombres que trabajaban en las minas de plata, los arrieros de mulas que llevaban ganado a Bolivia y a Chile y los hombres que vivían en el inhóspito desierto andino (la puna) han utilizado la coca como un medio para sobrevivir a las condiciones extremas de vida y de la naturaleza. Se puede afirmar que el coqueo nació como una necesidad del hombre y se ha convertido hoy, en un hábito.

 

DISTANCIAS

 

 

FAUNA Y FLORA

La fauna

Existe todo tipo de fauna dentro de la Republica Argentina , algunos lugares estan especialmente recomendados para el avistaje de aves y de algunos mamiferos:

El Noreste del pais, con las Cataratas del Iguazu, los Esteros del Ibera y los Saltos de Mocona : monos cai, corzuelas , pequeños felinos, tucanes e aves tropicales, coatis..

El Noroeste, region de Salta, Jujuy,La Rioja, Puna de Catamarca : vicuñas, llamas, condores andinos, flamencos, ñandus..

La Patagonia, Péninsula de Valdès , Puerto Madryn y reserva de Punta Tombo : fauna marina como los elefantes marinos, ballenas francas australes, pinguinos, lobos marinos, orcas…

 

La flora

cactus cardones salta argentina

Cardones-Salta

Ceibo (Erythrina Cristagalli)

Rio de la Plata Jacaranda

Jacaranda

Palmeras yatay

Bariloche pn nahuel huapi

Bosque Arrayanes

Camalotes

ARQUITECTURA

La Argentina desde el punto de vista arquitectónico, es un crisol de paisajes urbanos.  Quien visite este país podrá diferenciar aspectos únicos relacionados a este arte, que responden en sí mismos, a la evolución histórico-social del país.  Las grandes ciudades son espacios ideales para valorar la imponente arquitectura que generaron movimientos como el eclecticismo, el academicismo, el neo-colonial, y estilos tales como el italianizante, que marcaron gran parte del paisaje urbano posteriormente a la independencia de las Provincias del Rio de la Plata.

 Aquellos que arriben a Buenos Aires quedaran impactados por la arquitectura metropolitana de esta ciudad,  la cual ha sido siempre la cabecera política, económica, cultural, social y el conglomerado humano más importante del país. Esto esta plasmado en la arquitectura que se aprecia al caminar por sus calles; una visita a la gran ciudad es una experiencia que ningún visitante debe obviar. Otras ciudades  importantes del país como Córdoba y Rosario de Santa Fe tienen también un rico patrimonio urbano, sin llegar a presentar la fastuosidad de la capital. La mas destacada es la cuidad de Salta, con su centro histórico neo-colonial, el mejor preservado en todo el país.

 

POBLACIóN & RELIGIONES

LA POBLACIÓN

Argentina, al igual que otros países de América, es un país que se ha constituido por diferentes corrientes migratorias sumadas a la presencia de poblaciones originarias que, prácticamente, han desaparecido. Esto explica, en parte, la diversidad cultural que presenta este territorio además de la calidez y el espíritu hospitalario de su gente.

Las poblaciones indígenas

 

En el actual territorio argentino vivieron numerosas civilizaciones originarias dueñas de una cultura, lengua y costumbres propias.Estos pueblos estaban distribuidos en todo el territorio, aunque la presencia humana más antigua se encuentra en la Patagonia, plasmada en las pinturas rupestres de las “Cuevas de las manos” en la provincia de Santa Cruz, próxima a la ciudad de “El Calafate”, cuyo origen se remonta al año 7300 a.C.

En el noroeste del territorio argentino se produjo una fuerte inmigración de pueblos Aymaras procedentes del altiplano boliviano. Estos pueblos introdujeron el cultivo del maíz, la papa y otros alimentos,esta población “kolla” representa en la actualidad, la segunda comunidad indígena de la Argentina.

 

Los Incas:

 

La primera gran colonización a la que estos pueblos originarios se vieron sometidos fue a la del Imperio Inca en el noreste del país, a partir de 1470. Desde su capital peruana, Cuzco, los incas fueron extendiendo su imperio desde el sur de la actual Colombia hasta Chile, pasando por Argentina en su parte andina.Esta colonización fue sobre todo de tipo cultural, y una de las características de este imperio fue que, en su propagación, permitió a cada pueblo conservar su propia lengua y sus particularidades culturales, aunque impuso el “quechua” como lengua oficial. Por consiguiente, se hablaban más de 700 lenguas en el gran Imperio Inca. Esta civilización estaba mucho más avanzada que las poblaciones colonizadas, por lo que les aportó una organización social ejemplar así como también numerosos conocimientos en materia de agricultura, irrigación artificial, confección de cerámicos y herramientas. Así fue como, gracias a su ejército numeroso y poderoso, la civilización inca se impuso a los pueblos indígenas del noroeste argentino.

 

La llegada de los europeos y la colonización

 

A partir de 1527, tras la llegada de los primeros colonos españoles, el Imperio Inca entra en decadencia. Las poblaciones indígenas se ven diezmadas por enfermedades, y el ejército español se implanta poco a poco en todo el territorio, imponiendo su lengua y la religión católica. Los hombres indígenas son reducidos a la esclavitud o exterminados, mientras que las mujeres son víctimas de abusos, lo que resulta en un primer mestizaje de las poblaciones.

 

La población indígena actual

 

Actualmente, según el INDEC (Instituto Nacional de Estadísticas y censos), los descendientes directos de pueblos indígenas en Argentina ascenderían a 400 mil personas, lo que representa apenas el 1% de la población total. Esta población se concentra principalmente en el norte del país, cerca de las fronteras con Bolivia y Paraguay.

 

La población de origen africano

 

A partir de 1596, una gran cantidad de esclavos africanos procedentes de Angola y el Congo fueron llevados a la Argentina por los europeos para reemplazar a los esclavos indígenas, cuya población estaba en decadencia. Los africanos fueron llevados principalmente a las regiones del Noroeste: así, en 1778, esta población y sus descendientes representaban la etnia mayoritaria de las provincias de Santiago del Estero (54% de la población), Salta (46%), Córdoba (44%), Tucumán (42%) y Buenos Aires (30%).

 

Sin embargo, actualmente esta población prácticamente ha desaparecido, y esto se debe a dos razones principales, según datos oficiales:

 

La guerra del Paraguay, entre 1865 y 1870, en la que la mayoría de los soldados del ejército argentino eran de origen africano.

La epidemia de fiebre amarilla de 1871, en Buenos Aires, que afectó principalmente a los barrios más pobres, habitados por poblaciones de origen africano.

Si bien en la actualidad quedan muy pocos descendientes de estas poblaciones, la cultura africana dejó su impronta en la cultura argentina en el ámbito artístico y musical, dando origen a danzas mestizas como la Milonga y el Tango. Asimismo, esta población dio nacimiento a las festividades del carnaval en las regiones del litoral, similar al carnaval brasileño que provino del mestizaje de las culturas africana, indígena y europeas. El “lunfardo” argentino también recibió la influencia de raíces lingüísticas de origen africano. Por ejemplo, muchos argentinos emplean frecuentemente la palabra “quilombo”, que literalmente significa “burdel”, “desorden”. Este término proviene de una expresión africana que significa: “casa de guerreros”.

 

La población de origen europeo

 

En 1853, el Presidente Alberdi proclama una Constitución cuyo objetivo era poblar los territorios rurales de la Argentina, según el lema “Gobernar es poblar”Así pues, recurre a la población europea, llegando incluso a ofrecerle el viaje y tierras cultivables para facilitar la instalación de estos nuevos inmigrantes. Actualmente, el 97% de la población argentina es de origen europeo, con raíces principalmente italianas y españolas. Esta tendencia es muy marcada en la región del Río de la Plata, en los grandes centros urbanos de Buenos Aires y en Rosario por ejemplo, que fueron las principales regiones que se poblaron con inmigrantes provenientes del viejo continente a partir de 1850. Es por ello que, a su llegada a Buenos Aires, no le sorprenderá sentirse a veces en Italia, otras en España, no sólo por la actitud de los “porteños” (habitantes de Buenos Aires, literalmente, la “gente del puerto”) sino también por su “lunfardo” (literalmente, “argot” de Buenos Aires). Los italianos dejaron numerosas tradiciones: su cultura culinaria, como la pizza, la “pasta”, el café, y algunos aperitivos como el Fernet Branca.

Los españoles transmitieron una parte de su cultura musical, culinaria, familiar y sobre todo su lengua, el castellano. Durante el período colonial, tomaban a mujeres de origen indígena o africano cuando lo deseaban, lo que dio origen a un mestizaje importante de la población y de las costumbres.

Si bien los españoles y los italianos fueron mayoritarios durante la gran ola de inmigración que tuvo lugar entre 1850 y 1950, otras comunidades se sumaron a esta aventura.

 

Sitios para visitar:

Museo Nacional de la Inmigracion: 

Dirección: Avenida Antartida 1355, Buenos Aires

http://www.turismo.buenosaires.gob.ar/es/atractivo/museo-nacional-de-la-inmigraci%C3%B3n

 

RELIGION & CREENCIAS

 

Quien visite Argentina descubrirá que éste es un país profundamente Católico. La presencia masiva de iglesias en las ciudades y pueblos, y los numerosos acontecimientos vinculados a la religión manifiestan este carácter.

La religión, también, se ha mezclado con otros componentes muy propios y representativos del país tales como los “santos populares”, o la combinación de esta tradición católica con algunos componentes de la cultura aborigen, dando lugar de este modo, a usos y costumbres de tipo paganos – este último aspecto resalta más en el norte del país.

 

Una creencia que surge: los santos populares

 

Algunas personas, por el tipo de vida que han llevado, por los poderes manifestados o por la forma en que han muerto, se han canonizado popularmente y hoy en día son motivo de culto para los argentinos. Si bien estos santos populares han nacido en distintas regiones, muchos de ellos se han convertido en santos de devoción nacional y sus altares se pueden encontrar en distintas partes del país: el Gauchito Gil y la Difunta Correa constituyen los dos santos más populares de Argentina.

 

El Gauchito Gil: Quienes transitando las rutas Argentinas ven altares al costado de las mismas, con banderas y pañuelos de color rojo, están ante la presencia de santuarios dedicados al “Gauchito Gil”. Éste era un paisano o gaucho, que habitó la zona de la Mesopotamia (Corrientes) a mediados del Siglo XIX. Participó de las guerras civiles en Argentina, aunque se convirtió en un desertor y como tal fue buscado por “traidor a la patria” y fue muerto (colgado de un árbol) al costado de una ruta. Sin embargo, para estas épocas, ya se lo conocía por sus “poderes milagrosos” y por ser un estilo de “Robin Hood” entre sus pares. Con el tiempo el gauchito se convirtió en un motivo de culto popular y se lo representa como un gaucho con pañuelo y vincha roja. Es por ello que el color rojo suele caracterizar sus santuarios, los cuales están siempre al costado de las rutas como símbolo del lugar donde él murió. Al Gauchito Gil se le pide toda clase de favores y pedidos especiales, además, se le deja como ofrenda banderas y pañuelos rojos.


 

La “Difunta Correaes una santa popular, sus santuarios están también al costado de las rutas. Esta mujer, que luego fue canonizada popularmente, murió de sed transitando un camino de arrieros en la Provincia de San Juan (siglo XIX) en el intento de llegar caminando desde la Provincia de La Rioja. Un grupo de arrieros la encontró muerta, pero su hijo bebé, sobrevivió amamantándose de su madre que desfallecía en el suelo. Los arrieros, conmocionados por la situación, dieron sepultura al cuerpo y salvaron al bebé. Desde aquellas épocas, esta mujer se convirtió en la Difunta Correa: santa que protege los viajeros que deben recorrer largos caminos. Por ello se suele dejar en los altares distintas partes de automotores (ruedas, patentes, luces, etc.) y botellas de agua como ofrendas. Es también usual que se le dejen caramelos y dulces como obsequios para su hijo.

 

Una herencia precolombina: Las creencias andinas

 

El norte del país adquiere características especiales; por un lado, es el territorio donde la religión católica es más fuerte, pero por otro lado y al mismo tiempo, el catolicismo se ha mezclado con creencias y ceremonias de tipo andinas precolombinas. Es importante destacar que las zonas andinas y los valles altos de este territorio estuvieron habitados por culturas agro-alfareras muy importantes, que fueron a su vez, dominadas por el Imperio Inca, antes de la llegada de los españoles a estas tierras. Este pasado queda manifiesto no sólo en la cultura de su población sino también en la cosmovisión que se tiene del mundo.

Los ritos y creencias que se practican en el norte eran ya parte de cultos que celebraban los indígenas habitantes de la zona, antes de la llegada de los españoles. Por ejemplo la Danza de los Suris forma parte de las ceremonias religiosas de los pueblos andinos.

Es también común encontrar hojas de coca o bebidas dejadas como ofrendas a los santos del lugar. Las Apachetas (montículos de piedras que se encuentran en las abras o pasos de montaña) son también santuarios de altura en los cuales se debe dejar una piedra y regalos (bebidas, hojas de coca, etc.) como agradecimiento por haber podido llegar hasta allí y para poder continuar el camino sin inconvenientes. El 1º de agosto se suele sahumar las casas para alejar “las malas cosas” y poder terminar de esta manera el año exitosamente. Los sahumerios son un popurrí de papel picado, dinero falso, velas, hierbas aromáticas, etc. que se compran, para esta fecha, en la calle y en los mercados.

 

La Pachamama

Las celebraciones a la Madre Tierra se realizan el 1º de agosto de cada año. Se considera que la Madre Tierra representa todo lo que hay en la tierra y gracias a ella se puede cultivar, pastar los animales y tener agua.

Los rituales a la Pachamama coinciden con el mes en el cual se empieza a trabajar la tierra para los cultivos, es por eso que se la “debe alimentar” para que vuelvan buenas cosechas. En todas las casas de la región andina suele haber un Mojón (hueco hecho en la tierra) y por esa boca se alimenta a la Pachamama con todo tipo de ofrendas: comidas, bebidas, etc. Las celebraciones continúan con bailes, comidas regionales y con misachicos (pequeñas procesiones familiares) que vienen de las casas vecinas a compartir el acontecimiento. También se considera que el primer sorbo de un trago y el primer bocado de una comida se lo debe entregar siempre a la Pachamama (tirarlo en el piso) como agradecimiento.

 

GEOGRAFIA & CLIMA

GEOGRAFÍA:

La Argentina tiene una extensión de 3.700 Km. de Norte a Sur y de 1.400 Km. de Este a Oeste. Su territorio está formado principalmente por llanuras y sierras pero hacia el Oeste, la Cordillera de los Andes, se eleva como una gigantesca muralla con una altitud promedio de 4.000 metros en su conjunto y con picos que se elevan a más de 6.000 m. La fachada Este del país limita con el Océano Atlántico sur, mientras que la Ciudad de Buenos Aires está enclavada a orillas del Río de la Plata, el más ancho del mundo. Sus fronteras son: al Oeste: Chile; al Norte: Bolivia y Paraguay; al Nordeste, Brasil y Uruguay. Por sus características geográficas, el país posee variedad climática, numerosos micro climas, paisajes contrastados y sorprendentes, y una diversidad increíble de fauna y flora. 

 

La Cordillera de los Andes

 

Es la cadena montañosa más larga del mundo, con sus 8.000 Km. que se extienden desde Venezuela hasta Chile, pasando por la Argentina. Su punto más elevado, el “Aconcagua”, se eleva a 6.959 metros de altitud en la Provincia de Mendoza. Este constituye el segundo pico más alto del mundo después del Everest. La Cordillera de los Andes forma una frontera natural con Chile país vecino situado al Oeste. Esta frontera es, con sus 5.151 Km. de extensión, la tercera frontera terrestre del mundo y está conformada por numerosos volcanes. Debido a su longitud, los paisajes y características difieren según la latitud, pero también varían en función de la altitud. En la Argentina, la Cordillera de los Andes, comienza en la “Puna”, situada en el trópico de Capricornio, donde forma frontera con Bolivia, y llega hasta Tierra del Fuego, frente a la Península Antártica.

Se caracteriza por numerosos climas y microclimas, con predominancia de clima árido, excepto en la parte más austral (Bariloche, los glaciares de la Provincia de Santa Cruz, Tierra de Fuego).

 

Las Sierras Subandinas y las Sierras Pampeanas

 

Las sierras subandinas (Provincias de Jujuy, Salta y Tucumán)

Estas montañas de altura media comprenden los valles de las ciudades de Jujuy y Salta. Están situados en una meseta que ronda los 1.000 y 1.500 metros de altitud, y una parte de la Provincia de Tucumán. Esta región es húmeda con clima subtropical, atenuado por la altitud, y templado. Hay numerosos cultivos en esta región, como los cítricos, el tabaco, la caña de azúcar y toda clase de frutas tropicales en las zonas de baja altitud.

 Las Sierras pampeanas y Las Sierras de Famatina (Provincias de Tucumán, Catamarca, La Rioja, Santiago del Estero, Córdoba, San Luis, San Juan):

 Estas montañas, que están distribuidas entre diferentes provincias, presentan un relieve de mesetas, montañas abruptas y desniveles algo pronunciados según los valles. Estas montañas se extienden desde la Provincia de Tucumán, en el Norte, donde el Nevado de Aconquija culmina a 5.500 metros de altitud, hasta más al Sur, en las provincias de Córdoba y San Luis con alturas de aproximadamente 2.000 metros. Estas sierras impiden el paso de los vientos húmedos del Atlántico, crean un clima árido en el Oeste, en lo que constituye las “Sierras de Famatina”, que abarcan los fabulosos parques de Ischigualasto (Provincia de San Juan) y Talampaya (Provincia de la Rioja).

 

La Llanura chaqueña

 

Esta región se extiende en la parte septentrional del país y abarca las Provincias del Chaco y Formosa. Sus fronteras geográficas son las Sierras Subandinas al Oeste, Paraguay al Norte, la Mesopotamia al Este y la región de la Pampa al Sur. Esta región se caracteriza por su horizontalidad; en efecto, esta llanura se extiende hasta perderse de vista: la Ruta Nacional 16, que une las Provincias de Corrientes y Salta, es una línea recta de casi 500 kilómetros.

 La llanura chaqueña está dividida en dos regiones subtropicales: una región húmeda al Este, mientras que en la parte occidental las sequías son frecuentes en invierno. Éstas resultan problemáticas para los cultivos y para las poblaciones que carecen de agua potable. Al Norte, en la frontera con Paraguay, se encuentra el Parque Nacional Pilcomayo rico por su fauna y su flora tropical exuberante. En el centro de esta región se encuentra el Parque Nacional de Chaco.

 

La Mesopotamia:

 

Esta región del Nordeste del país agrupa las Provincias de Entre Ríos, Corrientes y Misiones. Limita al Oeste con el Río Paraná, al Este con el Río Uruguay, que a su vez forman las fronteras naturales con Paraguay y Brasil al Norte, y con Uruguay al Este. Esta región presenta características diferentes de Norte a Sur. La Pampa húmeda termina en la Provincia de Entre Ríos. La Ciudad de Gualeguaychú es donde, en el mes de febrero, se celebra el carnaval más grande de la Argentina. En cercanías de la pequeña localidad de Colón, el Parque Nacional El Palmar, alberga un espléndido bosque de palmeras yatay a orillas del Río Uruguay. Más al Norte, se encuentra la Reserva Natural Esteros del Iberá, en la Provincia de Corrientes: esta reserva tiene una fauna y una flora de una riqueza increíble, fascinante para los amantes de la naturaleza. Más al Norte aún, la Provincia de Misiones ofrece un paisaje tropical único en la Argentina, sus verdes colinas y su tierra de color ocre en plena selva subtropical próxima a Brasil. Entre Posadas y Puerto Iguazú, el cultivo de la yerba mate es abundante, así como de otras plantas y frutos tropicales. En la frontera con Paraguay y Brasil, se encuentra la Ciudad de Puerto Iguazú, punto de partida para la visita de las Cataratas del Iguazú.

 

La Llanura Pampeana:

Al Sur de la llanura chaqueña y la Mesopotamia, se extiende la gran llanura pampeana. Si bien esta región es muy llana en su conjunto, está atravesada por sierras en las Provincias de Buenos Aires y La Pampa,con una altitud máxima de 1.200 metros. Esta región, muy fértil, es la más grande generadora de riqueza de todo el territorio argentino. Comprende las ciudades más dinámicas e importantes del país, como Buenos Aires, Rosario y Córdoba. Esta región alberga una gran parte del ganado argentino y proporciona la mejor carne gracias a sus pastos verdes.

Está bordeada al Este por el Océano Atlántico y el Río de la Plata, lo que explica el alto porcentaje de humedad de una gran parte de este territorio que, sin embargo, es más árido hacia el Sudoeste. Es uno de los centros de la cultura gaucha, en particular el pueblo de San Antonio de Areco, a 120 Km. de la Ciudad de Buenos Aires, que anualmente festeja en el mes de noviembre la “Fiesta de la Tradición”: reunión de gauchos y celebración de la cultura criolla. 

 

La Patagonia:

 

Esta región, la más extensa de la Argentina y la menos poblada, está compuesta por cinco provincias: Neuquén, Río Negro, Chubut, Santa Cruz y Tierra del Fuego.

Se extiende del sur de La Pampa a la Península Antártica y su paisaje es bastante homogéneo: al Este, estepas áridas y ventosas que representan la mayor parte del territorio y al Oeste, la Cordillera de los Andes, fría y húmeda que forma la frontera natural con Chile.

Las estepas que forman este territorio son atravesadas por montañas áridas, de baja altura, y por cursos de agua provenientes de la Cordillera de los Andes y que desembocan en el Océano Atlántico. El desierto patagónico ha sido marcado por las glaciaciones y por una fuerte erosión causada en cierta medida por los permanentes vientos. La parte más austral de esta región, la isla de Tierra del Fuego, se une al continente mediante un puente. Está dividida entre Chile, al Oeste, y la Argentina, al Este. Su ciudad principal, Ushuaia, es conocida como la ciudad más austral del mundo.

Esta región ofrece al visitante lugares fabulosos como: la Península de Valdés, en la Provincia de Chubut: esta reserva natural alberga especies de animales marinos únicos en el mundo y que evolucionan en su espacio natural. El Parque Nacional de Tierra del Fuego, ofrece paisajes vírgenes deslumbrantes que albergan una fauna y una flora austral, así como especies endémicas. El Parque Nacional Los Glaciares: agrupa inmensos glaciares como el famoso “Perito Moreno”. El Parque Nacional Nahuel Huapi y la región de los 7 lagos, próxima a la ciudad de San Carlos de Bariloche

 

Las Islas Malvinas

 

Las Islas Malvinas, también denominadas “Falkland Island”, constituyen un archipiélago formado por más de 200 islas destacándose las islas Gran Malvina e Isla Soledad. Están ubicadas a unos 480 km de la Patagonia Argentina, viven allí 2.900 kelpers o isleños (aprox.) y el idioma oficial es el ingles.

Por el conflicto bélico de 1982, la Argentina, pierde la soberanía del territorio quedando este territorio en manos del estado británico. Sin embrago, el país no reconoce dicha soberanía y apela permanentemente sus derechos sobre el territorio ante el Comité de Descolonización de las Naciones Unidas y ante el estado británico en si mismo. A 27 años de haber concluido este conflicto bélico quedan aún resabios importantes en la zona tales como las 10.000 bombas personales utilizadas en la guerra y que siguen enterradas. El gobierno local ha sitiado los lugares críticos y una vez que un visitante arriba a las islas es informado con respecto a la existencia de las mismas y las zonas de precaución.

El paisaje característico de las islas es de mesetas y colinas (700msnm aprox) cubiertas únicamente por arbustos. El clima es frio marino, son comunes los fuertes vientos y nevadas. Un atractivo singular es su increíble fauna marina: leones y lobos marinos, la ballena franca austral, delfines, orcas, pingüinos de diferentes especies, gaviotas, caranchos, petreles, skuas, cormoranes y colonias de pingüinos. La flora esta compuesta por más de 200 variedades de plantas de la zona y se destaca la formación de turberas (musgos que se asientan en la zona costera).

La pesca deportiva, la gastronomía local a base de pescados, las prendas y artesanías en lana de oveja, cuero y piedras semipreciosas son actividades destacables de la isla.

 

La Península Antártida:

 

La Peninsula Antártida dista a 1000km de las costas patagónicas (Ushuaia) y viven allí unas 1000 personas. Así mismo, posee el promedio de humedad y temperatura mas baja, influye en la formación de los climas del mundo y alberga el 80% del agua dulce del planeta. El territorio esta “cubierto” por un gigantesco inlandsis o calota glaciar que tiene una profundidad de 2.500m (aprox.). En la zona existen también importantes yacimientos de carbón, petróleo y otros minerales como el oro y el hierro. La temperatura promedio es de -17° Celsius. La época para visitar la Antártida es durante el verano (enero-febrero) ya que esto asegura la navegabilidad del mar que la circunda y, durante esta época del año, se vive los días más largos con plena luz las 24hs.

 

CLIMAS:

 

Debido a su gran extensión el territorio argentino esta atravesado por todo tipo de climas:

Sub-tropicales en el Norte del país, templado en el centro, árido cerca de la cordillera de los Andes, frió en en Sur.

Hay que notar que por su ubicación en el hemisferio Sur , las estaciones son las siguientes :

-Verano ,del 21 de Diciembre al 20 de Marzo

-Autoño ,del 21 de Marzo al 20 de Junio

-Invierno ,del 21 de Junio al 20 de Setiembre

-Primavera ,del 21 de Setiembre al 20 de Diciembre